Dermatitis Herpetiforme

Es una erupción cutánea extremadamente pruriginosa compuesta de protuberancias y ampollas. Se desconoce su causa; sin embargo, la dermatitis herpetiforme frecuentemente está asociada con la sensibilidad al gluten (enfermedad celíaca) en el intestino delgado.

Dermatitis Herpetiforme

Dermatitis Herpetiforme

La dermatitis herpetiforme o Enfermedad de Duhring es una patología de la piel que provoca unas vesículas que producen mucho picor y que se rompen con facilidad.

Suelen aparecer en codos, rodillas y nalgas, y se desconoce la causa que la provoca. La enfermedad está estrechamente asociada con la presencia de antígenos HLA-B8 y HLA-DR3.

Se ha descubierto una clara relación con la celiaquía, llegando a denominarse celiaquía de la piel. Por tanto, su tratamiento fundamental consiste en la supresión del gluten de la dieta. La dermatitis herpetiforme también mejora con la ingesta de dapsona.

Se diagnostica primero con un análisis de sangre en el que se observan los indicadores de la celiaquía (antirreticulina, antigliadina y, antiendomisio o antitransglutaminasa tisular). Y en segundo lugar se realiza un biopsia de alguna ampolla, a la que se somete a una inmunofluorescencia para detectar depósitos granulares de IgA.

Es una enfermedad rara, crónica y pápulo-vesicular, que se caracteriza por una intensa erupción con prúrito formada por varias combinaciones de lesiones simétricas, eritematosas, papulares, vesiculares o bubónicas. Se ha detectado una variedad de diferentes anticuerpos en un pequeño número de pacientes con dermatitis herpetiforme. Es una erupción cutánea extremadamente pruriginosa compuesta de protuberancias y ampollas

Los síntomas más notables son: Vesículas o ampollas extremadamente pruriginosas, casi siempre en los codos, las rodillas, la espalda y los glúteos. La erupción generalmente es del mismo tamaño y forma en ambos lados. Algunos pacientes pueden tener marcas de rascado en lugar de las ampollas.

Algunos cambios en la dieta que pueden ser beneficiosos: Dieta sin gluten: La causa de la DH es sobre todo un tipo de reacción alérgica (conocida como hipersensibilidad) a alimentos que contienen una proteína llamada gluten, como el trigo y otros cereales. En la mayor parte de los pacientes, adherirse estrictamente a una dieta sin gluten el resto de la vida puede eliminar los síntomas de la DH, así como reducir o eliminar la necesidad de tomar medicamentos. Sin embargo, puede necesitarse una restricción en la dieta de entre 8 y 12 meses antes de que se observe un alivio en los síntomas.

También se ha informado de una incidencia mayor de linfoma (cáncer del tejido linfático) y de ciertas enfermedades autoinmunes y del tejido conectivo en pacientes que sufren de DH. Los estudios preliminares sugieren que una dieta estricta sin gluten durante al menos cinco años puede contrarrestar el incremento en el riesgo de desarrollar linfoma en pacientes con DH.

No todas las personas con DH mejoran con la dieta sin gluten. Los estudios preliminares indican que también puede existir un problema de hipersensibilidad a otras proteínas en la dieta. Algunos médicos recomiendan someterse a una dieta de eliminación o a una prueba de alergias para determinar la hipersensibilidad a otros alimentos.

Dieta sin leche: Una dieta sin leche puede mejorar los síntomas de dermatitis herpetiforme, según se ha visto en los informes preliminares. En ellos se ha observado que consumir productos lácteos intensificó los síntomas de la DH en dos pacientes, a pesar de estarse ciñendo a una dieta sin gluten; sin embargo, la combinación de una dieta sin leche y sin gluten resultó efectiva.